Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Buscar

Siempre que se conozcan los límites entre uso y abuso, los videojuegos pueden aportar beneficios para la salud física y mental

Imagen relacionada

¿Por qué crean tanta adicción los nuevos video-juegos, que factores influyen?

Generalmente empezamos a jugar por entretenimiento y curiosidad, pero cuando esto se convierte en un impulso incontrolado deja de ser un juego para convertirse en adicción. ¿Qué es lo que nos lleva a esto? Lo primero que nos atrae es aquello que nos entra por los sentidos: colores, luces, música, lo que los hace muy atractivos. Al empezar a jugar, el objetivo  es alcanzar una meta (pasar de nivel), que al principio del juego se consigue con facilidad y esto nos motiva a seguir un poco más hasta la siguiente meta, que se convierte en una continua motivación y así sucesivamente. Esta sensación de alcanzar una meta es constante y nos tiene totalmente involucrados en el juego y encerrados en un bucle.

 

¿Qué parte de competitividad y cuál de interrelación tiene estos juegos?

El ser humano es un ser social y competitivo por naturaleza, por lo que influye en gran medida al éxito del juego. En lo que se refiere a la parte social, la interrelación con otras personas tanto conocidas como no, se hace muy atractiva e interesante. Y respecto a la competitividad (intrínseca en el ser humano), debemos tener en cuenta que nos gusta participar y también ganar, lo que se magnifica cuando conseguimos que se asemeje a la realidad.

 

Y también está el elemento nostalgia, como una manera de rescatar ese tiempo en el que éramos más felices y que asociamos a determinados juegos…

Por supuesto. Por lo general la infancia la recordamos como una etapa  en la que éramos muy felices, se le daba menos importancia a los problemas y la vida se veía de forma diferente.. Por lo que recordar cualquier cosa de aquella época, nos hace revivir de nuevo esa felicidad.

 

Hay expertos que atribuyen beneficios para la salud, tanto física como mental, siempre y cuando no se caiga en la adicción. 

Se considera que depende de muchos factores: del tiempo invertido, el modo en que se juegue, el tipo de juego, el perfil del jugador, etc… Siempre que se conozcan los límites entre el uso y el abuso, los videojuegos pueden aportar ciertos beneficios para la salud física y mental.