Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Buscar

Tratamiento de alergias

Alergia Primaveral y consejos de prevención | REACTINE®

 

 

Por: Hospital Santa Elena

 

El polen de las plantas, los alimentos, animales, ácaros, o algunos medicamentos provocan, al entrar en contacto con nosotros, alguna reacción anormal del organismo. Este proceso, conocido como alergia, se puede tratar mediante una serie de vías preventivas o de reducción de síntomas.

 

Debido al aumento descontrolado de personas que presentan una patología alergológica, se ha dado importancia al estudio y creación de numerosas formas de detección, diagnóstico y tratamiento de este tipo de enfermedad. Además, la tecnología para ello ha permitido descubrir técnicas para mejorar considerablemente el bienestar de las personas con alergias.
Para ofrecer el mejor servicio de alergología, Hospital Santa Elena cuenta con el equipo profesional con mejor cualificación, complementando su especialización con el mejor equipamiento, innovador y moderno.

 

¿Que son los alérgenos?

Los alérgenos son las sustancias responsables de una reacción alérgica. No hay un criterio específico ni muy preciso a la hora de definir aquellos agentes que tienen capacidad de convertirse en alérgenos. En realidad, cada agente causante de alergia contiene más de un alérgeno, normalmente proteínas (solas o en combinación con moléculas glucídicas), de modo que cada paciente alérgico suele estar sensibilizado a varios alérgenos de éste. Existen algunos alérgenos que no poseen naturaleza proteica, no obstante se ha comprobado que requieren unirse a una proteína (carrier) para acabar desencadenando una reacción alérgica.

Tanto las características del alérgeno como el nivel, el tiempo y la vía de exposición a éste son determinantes a la hora de definir el tipo de respuesta clínica. La vía de exposición habitual tiene un especial interés para entender mejor las distintas reacciones y enfermedades alérgicas.

Así, en función de la vía de exposición se pueden clasificar los alérgenos más relevantes en tres grandes categorías: inhalantes, contactantes y por ingestión o inoculación.