Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Buscar

Vacunas en el Embarazo

 

 

 

 

Por: Hospital Santa Elena

 

 

A menudo surgen dudas en consulta sobre el uso de las vacunas en el embarazo. Es fundamental seguir las recomendaciones del obstetra. De esta forma, la gestante podrá cursar el embarazo con la máxima seguridad. Lo ideal sería que en la visita preconcepcional pudiéramos evaluar el correcto cumplimiento del calendario vacunal en la paciente, aunque esto raramente es posible.

De forma general en la gestante, podemos dividir las vacunas en dos grupos:

  • Vacunas con virus vivos o atenuados (no se recomiendan durante el embarazo): Sarampión, Rubéola, Parotiditis, Varicela, Poliomielitis (vacuna tipo Sabin).
  • Vacunas con virus inactivos, vacunas bacterianas, y toxoides (seguras durante el embarazo y la lactancia): Difteria, Tétanos, tosferina, Cólera, Meningococo, Neumococo, Hepatitis A, Hepatitis B, Rabia, Poliomielitis (vacuna tipo Salk).

En todas las mujeres embarazadas vamos a recomendar la administración de 2 vacunas durante la gestación: la vacuna antigripal y la vacuna frente a la tosferina.

 

VACUNA ANTIGRIPAL

La vacuna frente a la gripe se debe administrar a todas las pacientes embarazadas durante los meses de otoño e invierno (meses de epidemia de gripe). De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda la vacunación frente a la gripe en cualquier momento de la gestación. Se trata de una estrategia de prevención de la salud en la gestante. De hecho, la embarazada es especialmente susceptible a complicaciones derivadas de la gripe (en especial el serotipo H1N1). Es una vacuna con virus inactivos segura tanto para la madre como para el feto. Hay que realizar la vacunación todos los años, independientemente de que se hubiera vacunado el año anterior.

 

VACUNA FRENTE A LA TOSFERINA

La vacuna frente a la tosferina se puede administrar en cualquier momento de la gestación, recomendándose entre la semana 27 y 36. Es una vacuna conjunta frente a difteria, tétanos, y tosferina. El objetivo es que el recién nacido no se contagie frente a la tosferina en los 2 primeros meses de vida (hasta la vacunación del bebé en el 2º mes de vida). De hecho, es en estos 2 meses cuando el recién nacido puede verse afectado por la tosferina maligna, comprometiendo seriamente su salud. La vía sobre la que se va a proteger al futuro bebé es doble:

  • Por un lado vamos a evitar que la madre se infecte y contagie al neonato.
  • Por otro lado el aumento de anticuerpos que generamos en la madre al vacunarla, pasa al feto y lo protege hasta su vacunación a los dos meses de vida.

Esta vacuna debe administrarse en cada gestación, no siendo válida si se administró en el embarazo anterior. Se puede administrar conjuntamente con la vacuna de la gripe, y también con la gammaglubulina anti-D si esta es precisa.

Vía: Dr. Daniel Abeshera