Por: Policlínica CoínSalud

 

 

 

Mantener una alimentación buena y equilibrada tiene claros beneficios en nuestra salud, lo cual se refleja en nuestro bienestar y en nuestra apariencia física. De esta forma, cuidar de nuestra alimentación es cuidar de nuestra imagen. Una vertiente de la nutrición que se centra en este aspecto de la estética es la nutricosmética.

 

 

¿Qué es lo que se busca con la nutricosmética?

 

La nutricosmética busca básicamente el cuidado de nuestro interior para que se refleje en el exterior. Está comprobado que muchos aspectos físicos como arrugas, manchas, caída de cabello o incluso problemas circulatorios entre otros, son aspectos que pueden tratarse desde el interior mediante la ingesta de los complementos dietéticos adecuados.

De esta forma, la nutricosmética utiliza complementos alimenticios (conocidos como nutricosméticos) para suplementar dietas. A pesar de su aspecto (pastillas, píldoras o cápsulas), son elementos de origen natural que encontramos en muchos alimentos, por lo que no es algo preocupante o dañino para nuestro organismo consumirlos.

 

 

Sus propiedades y componentes

 

Las propiedades y elementos de estos complementos se ingieren debido a sus beneficios sobre la piel, el cabello u otros aspectos. El uso de estos complementos no es mágico, por lo que no se va a producir un cambio inmediato solo por tomarlos. Es importante mantener un estilo de vida saludable y una dieta adecuada si queremos lograr resultados.

Los componentes más comunes que suelen contener los nutricosméticos son el ácido hialurónico, antioxidantes, proteínas, colágenos, minerales, ácidos grasos omega 3 o vitaminas A, D, E o K entre muchos otros. Sin embargo, esto no nos dice nada. Vamos a ver algunos de los beneficios que nos pueden aportar estos compuestos.

 

 

Alguno de sus beneficios

 

La nutricosmética tiene una gran cantidad de beneficios, dependiendo de qué tipo de complemento se consuma. Entre los principales está el cuidado de la piel, evitando arrugas y combatiendo la flacidez, y el refuerzo del cabello y las uñas. Entre otras funciones, los nutricosméticos nos pueden ayudar a adelgazar, a combatir la celulitis o a protegernos de la exposición solar.

Estos son tan solo algunos beneficios que la nutricosmética puede ofrecer. Sin embargo, es muy importante consumir estos productos de forma responsable y equilibrada. Por ejemplo, el consumo excesivo de sustancias antioxidantes puede provocar justo el efecto contrario, acelerando el proceso de oxidación.

Por esto mismo, lo ideal es contar con profesionales de la nutrición que te asesoren en este proceso. Es imprescindible realizar un diagnóstico para conocer nuestro organismo y analizar qué tratamiento es el idóneo para cada persona.

Otras noticias que pueden interesarte