Por: Clínica Sanisalud

 

 

 

 

La halitosis más conocida como mal aliento, aunque a veces se puede tomar como una nimiedad es un problema que puede afectar directamente a nuestra boca, sistema respiratorio o digestivo. Te contamos todo sobre la halitosis y cómo ponerle remedio.

 

 

¿Qué es la halitosis bucal?

 

La halitosis es el desprendimiento de mal olor en la boca, esto puede afectarnos tanto física como psicológicamente ya que un mal aliento puede causarnos problemas a nivel social o de autoestima.

 

 

Causas de la halitosis

 

Aunque la halitosis puede tener diferentes causas, principalmente se produce por un problema de higiene bucodental, aún así existen distintos factores que pueden ser los causantes del mal aliento, te lo contamos.

 

 

Problemas orales

 

Cualquier trastorno oral, no tiene porqué ser necesariamente un problema de higiene sino un problema a la hora de segregar saliva, enfermedades en las encías, presencia de hongos, etc.

Incluso existen problemas bucodentales de halitosis debido a tener malos hábitos y tener mucho tiempo la boca abierta. Para ello debemos transformar esos malos hábitos en buenos con la ayuda de un logopeda.

 

 

Problemas del sistema digestivo

 

Cuando padecemos algún tipo de problema en el sistema digestivo, como gastroenteritis, se puede ver reflejado en un empeoramiento del olor del aliento. Aunque estas enfermedades no suelen ser las principales causas de halitosis, incluso a veces al tener problemas digestivos las personas pueden llegar a tener la sensación de mal aliento aunque realmente esto no sea así.

Una mala alimentación que dañe nuestro sistema digestivo se puede ver reflejado en un mal aliento, aún así cabe destacar que hay alimentos que producen mal aliento de forma momentánea y no suponen ningún tipo de condicionante para nuestra salud, como pueden ser el vinagre, la cebolla o el ajo. Por su sabor fuerte puede repetirse tras haberlos consumido y crear mal aliento aunque nos hayamos realizado una correcta limpieza bucal.

 

 

Problemas del aparato respiratorio

 

Cuando sufrimos problemas respiratorios podemos comenzar a respirar por la boca, esto aumenta la cantidad de bacterias en la boca lo que puede producir mal aliento, esto puede estar provocado tanto por una congestión que dificulte la respiración natural por la nariz como por una afección como neumonía o abscesos en los pulmones.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la halitosis?

 

Saber si tenemos halitosis es sencillo, su principal síntoma es el mal olor de boca, pero a veces comprobarlo nosotros mismos es difícil. Por lo general somos los últimos en ser conscientes de nuestros propios olores, ya que los tenemos tan normalizados que no somos capaces de detectarlos con la misma facilidad con la que se lo detectaremos a una persona externa.

 

 

Tratamiento frente el mal aliento

 

Lo primero que debemos cuidar para tratar el mal aliento es nuestra higiene bucal, es primordial acudir al dentista y que nos haga un diagnóstico bucal para comprobar si puede estar creándose algún problema.

Una buena higiene incluye el uso de hilo dental, cepillado de mínimo 2-3 minutos al menos dos veces diarias y limpieza de la lengua, aquí pueden quedar muchas bacterias aunque nos cepillemos correctamente la dentadura.

Por otra parte, evitar bebidas alcohólicas o el café puede ayudarnos a superar nuestro mal aliento, así como evitar el tabaco.

Igualmente, como hemos dicho anteriormente aunque no sea lo más habitual la halitosis puede proceder de algún tipo de problema del aparato respiratorio o sistema digestivo, por lo que su al acudir al dentista no encuentra ningún problema en nuestra higiene bucodental recomendamos visitar a un médico y que nos ayude a encontrar el origen del mal aliento.

 

 

Remedios para la halitosis

 

A modo de consejo, existen algunos remedios que podemos llevar a cabo para mejorar nuestro aliento, igualmente recomendamos acudir a un profesional ya que dependiendo de la causa podremos llevar a cabo un tratamiento determinado que nos ayude a solucionar la halitosis.

Beber mucha agua, cuidar nuestra alimentación y cambiar nuestro cepillo de dientes con regularidad puede ayudarnos a superar la halitosis.

Si tienes alguna duda o crees que puedes sufrir halitosis no dudes en ponerte en contacto con dentistas profesionales para cuidar de tu salud.

Otras noticias que pueden interesarte