El Ayuntamiento de Málaga quiere dar el primer paso para mostrar las ventajas y la eficacia de la realización de estos test, gestionados por el Área de Turismo, Promoción de la Ciudad y Captación de Inversiones, a través de Promálaga, de modo que las empresas de distintos sectores incorporen esta práctica para garantizar la seguridad de sus negocios, trasladar un mensaje de tranquilidad a sus clientes y frenar la expansión del virus.
El Consistorio ha realizado una compra de 2.000 unidades de este tipo de test que según la Organización Mundial de la Salud ofrecen una detección rápida, económica y temprana y pueden ser buenos aliados para la gestión de los brotes; destinando 9.000 euros (más IVA) a la compra de estos test, al precio unitario es de 4,5 euros.
Ya se han llevado a cabo acciones dentro del piloto en eventos como la edición del Foro Greencities y en S-Moving en FYCMA, así como a una muestra de trabajadores del sector hotelero, hostelero, de sectores profesionales del turismo, y del comercio en la ciudad de Málaga.
La iniciativa viene a afianzar el liderazgo de Málaga en calidad turística y se une a hitos ya conseguidos como el distintivo del Consejo Mundial de Viajes y Turismo por el que se reconoce la seguridad turística de la ciudad, sello otorgado por el World Travel & Tourism Council (WTTC). Asimismo, se suma al título de Capital Europea de Turismo Inteligente 2020 que ostenta Málaga hasta septiembre de 2021; y a la reciente consecución del distintivo como Destino Turístico Inteligente otorgado por la Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR).

Otras noticias que pueden interesarte